La morcilla en España

morcilla-cebolla

Entre los productos que necesitan de cocción para su consumo, se encuentra la tan conocida morcilla. Este producto es un embutido hecho a base de sangre coagulada, normalmente de cerdo y de color oscuro. También se acompaña de diversos ingredientes como la cebolla, el arroz y la manteca de cerdo. Sin embargo, dependiendo de la zona, existen variedades de morcilla que incorporan otros ingredientes como pueden ser patatas, calabaza, piñones, etc.

En la cocina española, las distintas variedades de morcilla eran imprescindibles dentro de la alimentación básica de las familias humildes, y hoy en día, al igual que el salchichón, son consumidas en forma de tapas o en bocadillos.

En cuanto a su valor nutricional, es necesario reflejar que se trata de un alimento de elevado valor calórico.

La forma de elaboración más tradicional consiste en cocer las cebollas dentro de una tela y luego picarlas en trozos muy pequeños. A continuación, se pica también la manteca y se me amasa junto con la cebolla, sal, ajos machacados, pimentón dulce y picante y especias al gusto. Luego se mezcla con la sangre y se vuelve a amasar. Finalmente, se embuten en tripas, se cuecen pichándoles con una aguja para que salga el aire y se cuelgan en una vara.

Su producción se extiende por toda España y da lugar a diversas variantes tal y como hemos reflejado anteriormente:

  • Andalucía

En Andalucía la morcilla se elabora con panceta, papada, tocino, ajo, sangre, sal y mezcla de especias. Las más populares de esta provincia debido a sus particularidades en la elaboración son la morcilla de Ronda y la morcilla de Jaén. Esta última se elabora artesanalmente con cebolla o con arroz y piñones, siendo su peculiaridad que se cuece antes de ser embutida.

  • Aragón

En la comunidad de Aragón  la morcilla se prepara con sangre, manteca, arroz, anís, piñones, avellanas, pimentón, sal y cebolla.

  • Asturias

Existen muchas variedades de morcilla en Asturias, donde la única diferencia es la proporción de sus ingredientes. Dichos ingredientes son la cebolla, la grasa y la carne. En este caso, la morcilla asturiana es ahumada por lo que tiene una apariencia seca y arrugada. Suele ser consumida en fabadas, cocidos de garbanzos ,etc.

  • Canarias

En Canarias, la morcilla se caracteriza por ser dulce, siendo sus ingredientes los siguientes: sangre del cerdo, manteca, cebolla, pan rallado, almendras, jengibre, orégano, mejorana, pimienta verde, hierbas aromáticas, azúcar y sal.

  • Castilla La Mancha

Los ingredientes de la morcilla manchega son: sangre, manteca, cebolla, morquera y piñones. Se conserva en aceite o al aire y hay que reflejar que debido a la morquera, esta morcilla es inconfundible por su suculento aroma.

  • Castilla y León

En Castilla y León, existen muchas variedades según la provincia de la que se trate. Sin embargo, son la morcilla de Burgos y la de León las más conocidas. La primera se caracteriza por tener arroz entre sus ingredientes, y la segunda por poseer grandes cantidades de cebolla.

  • Murcia

La morcilla murciana se hace a base de sangre, manteca, cebolla cocida, sal, pimentón dulce, pimienta y clavillo.

 

Puedes comprar en nuestra tienda tres variedades, morcilla sin cebolla, morcilla con cebolla y morcilla picante, todas elaboradas artesanalmente por Embutidos García Lizana.

Deja un comentario

  • (will not be published)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>