Guía básica para una adecuada cría de cerdos

guia-cria-cerdos

Actualmente, las operaciones de crianza de los cerdos requieren más trabajo que las  operaciones de preparación para su comercialización. Vamos  a mostrarles una guía básica para una adecuada cría de cerdos, pues si se cría al cerdo sin ningún control, la carne de dicho animal puede provocar enfermedades parasitarias al consumidor. Por lo tanto, el productor debe verificar diariamente la correcta alimentación del animal, para que de esa forma puedan tomarse las respectivas precauciones necesarias y así evitar dichas enfermedades. Para ello, existen muchos sistemas intensivos de producción donde los cerdos son criados en el interior de naves y alimentados con piensos compuestos y alimentos concentrados.

De este modo, las instalaciones para la cría y producción de estos animales son un elemento fundamental, siendo su objetivo último ofrecer a éstos y al granjero, el máximo confort físico, social y climático que permita a los animales alcanzar el nivel de producción deseado, y a los cuidadores, desarrollar su trabajo sin correr riesgos.

Las principales instalaciones de una granja son: gestación (incluyendo cubrición), maternidad, destete/transición y crecimiento y engorde. Dentro del concepto “instalaciones”, además de las edificaciones, también se incluye todo aquel utillaje necesario para la crianza de los cerdos.

A la hora de empezar a criar a un cerdo, también resulta interesante hacer una buena selección porcina. Para ello se requiere de una sofisticada tecnología quE permita conocer qué demandan los consumidores y así determinar los tipos genéticos a utilizar. En el caso del cerdo blanco que se sacrifica en el matadero, hay que señalar que se trata de un producto que incorpora una alta tecnología. Estos tipos de cerdos son animales cruzados, es decir, son cerdos donde las razas paternas dependen de lo que demanda el mercado.

Ahora bien, las granjas porcinas comerciales tienen como objetivo productivo, criar cerdos para posteriormente llevarlos al matadero y obtener carne destinada a ser consumida. Por lo que en cuanto al ciclo productivo, el mismo se desarrolla en dos líneas de producción paralelas, es decir, por un lado, la producción de lechones destetados (identificado con flechas marrones) y por otro, la producción de cerdo engordado para el matadero (identificado con flechas rosas).

La producción de lechones tiene una duración de entre 20 y 22 semanas aproximadamente. Durante este periodo se producen tres hechos fundamentales: la cubrición, el parto y el destete. Entre los dos primeros se produce la gestación y entre el segundo y el tercero, la lactación.

En cuanto a la alimentación del cerdo, esta es la mayor inversión que se hace dentro del proceso de producción de carne del animal. Las necesidades dietéticas varían con la edad, el peso y la función específica del cerdo. Generalmente, el primer alimento que se les ofrece, es uno suplementario antes del destete.

Sin embargo, a la hora de elegir el alimento para el cerdo, hay que tener precaución ya que puede causar bajo rendimiento y reducir la calidad de la carne. Tengamos en cuenta, que los cerdos necesitan aminoácidos y no proteínas para crecer y desarrollarse.

Deja un comentario

  • (will not be published)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>